Blog

dos-perros-en-casa

Hay muchas razones por las que las personas con un perro deciden ampliar la familia. Algunas personas tienen el pensamiento de “doble de amor y doble de diversión”. Otras consideran que su cachorro actual sería más feliz si tuviera un compañero de su misma especie en casa.

Después de tomar la decisión, muchos dueños tienen una experiencia muy positiva al incluir a un segundo perro en la familia. Por desgracia, otras personas, en especial quienes tienen perros que no se llevan bien, desearían haber tomado una decisión diferente.

El éxito de un hogar con dos perros depende de muchos factores, incluyendo las personalidades de ambos animales y de los humanos involucrados, cuánto tiempo y esfuerzo se dedica a asimilar al nuevo miembro de la familia, y como se controla la posible agresión entre los perros.

Es decir que, integrar un segundo perro en la familia es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Y si las cosas no salen bien, puedes buscar un nuevo hogar para el recién llegado, aunque eso será difícil para todos los involucrados, en especial para el perro. Por eso es mucho mejor analizarlo el tiempo suficiente para tomar la decisión correcta para tu familia, el perro actual y la nueva mascota.

1.¿Mi perro actual es amigable y se interesa por otros perros? Si es evidente que tu perro disfruta estar con otros ejemplares de su especie, es un buen comienzo. Sin embargo, si gruñe, se abalanza o parece temeroso ante otros perros, podría constituir un problema. También, es importante considerar que hay perros con un vínculo tan fuerte con sus humanos que no tienen un verdadero interés en otros perros y tienden a ser posesivos con sus humanos cuando se ven obligados a compartir su afecto y atención.

Si sospechas o sabes que a tu mascota actual le desagrada la idea de compartir su familia y territorio con otro perro, lo más recomendable es proceder con mucha precaución. Entonces, talvez lo mejor sería permitirle mantener su estatus de “hijo único” en la familia.

2.¿Qué tipo de perro se llevaría mejor con mi mascota actual? Como regla general, los perros del sexo opuesto tienden a llevarse mejor. En el caso de dos machos, el perro dominante lo será aún más que cuando estaba solo, y lo mismo sucederá con el perro sumiso. Dado que los perros estarán viviendo en un hogar y no en un ambiente silvestre, estarán atrapados en una situación forzada que podría ocasionarles mucho estrés.

Por otro lado, a menudo dos hembras que son obligadas a estar juntas no pueden establecer un orden social estable. Y por increíble que parezca, las hembras tienen más probabilidades de pelear a muerte que los machos.

Según indican los expertos en razas terrier, los perros del mismo sexo que viven bajo el mismo techo pueden ser un problema, en especial si alguno es un terrier, o incluso si es una mezcla de terrier. Por lo regular, un perro deja de atacar cuando el otro perro cede, pero en el caso de los terrier, estas razas tienen un rasgo llamado “gameness” que puede ocasionar que continúen atacando aún después de que el otro perro cede.

Puedes considerar un perro de la misma raza, pero de género opuesto a tu perro actual. También, podrías considerar una raza y género diferente. A menudo, los machos más grandes y las hembras más pequeñas se adaptan bien en el mismo hogar, porque en general, los machos evitan agredir a las hembras y los perros más grandes evitan agredir a los más pequeños.

Dicho lo anterior, si existe una enorme disparidad de tamaño entre los dos perros, deberás tomar precauciones para evitar que el perro más grande lesione accidentalmente al de menor tamaño.

3.¿Cuál es la mejor manera de presentarle el nuevo miembro a mi perro? Debes hacer arreglos para que los perros se conozcan frente a frente sin otros perros alrededor (las reuniones grupales pueden ser abrumadoras, por eso a algunos perros no les va muy bien en los parques para perros). Preséntalos en un terreno neutral, en vez del territorio de alguno de los dos. Asegúrate de que la primera reunión sea al aire libre, para que puedan orinar y olfatear para comenzar a familiarizarse.

Asimismo, debes asegurarte de que la primera reunión sea donde ambos perros tengan espacio para moverse con libertad, de preferencia sin correa, a menos que te preocupe que alguno (o ambos) pueda ponerse agresivo. Las presentaciones con correa y en espacios pequeños pueden generar estrés.

Evita prolongar el lapso de presentación, así como suministrarles premios o juguetes. En cualquier caso, los perros estarán muy estimulados, y si tu cachorro se vuelve posesivo, podría convertirse rápidamente en un problema.

Así que, debes mantener la calma. De esta forma, tu perro sentirá tus emociones y responderá en consecuencia. Si demuestras nervios, estrés o te emocionas demasiado, es probable que le contagies tu sensación. De igual manera, debes evitar rondar a tu perro. Está bien mantenerse cerca para intervenir en caso de ser necesario, pero acercarse demasiado solo aumentará su sensación de estrés. Debes proporcionarles un poco de espacio para que puedan examinarse.

4.¿Debería hacer arreglos para tomar algunos días libres del trabajo para ayudarles a adaptarse? La primera semana que tu nuevo perro pasa en el hogar es el momento crucial para desarrollar nuevos lazos, entre el nuevo perro y los miembros humanos y caninos de la familia. Te recomiendo tomar al menos unos días libres del trabajo, de preferencia alrededor de una semana, para que puedas permanecer en casa y concentrarte en suavizar el proceso para todos los involucrados.

Esto te brindará el tiempo necesario para incorporar al nuevo miembro en la rutina cotidiana, lo que le proporcionará una sensación de seguridad. También, permitirá que los perros se conozcan bajo tu supervisión de forma gradual.

Si el nuevo miembro es un perro de refugio que fue rescatado, debes considerar que podría tomarle más tiempo hacer la transición. Mi recomendación sería que hagas una transición segura para ayudarle a adaptarse a su nuevo hogar.

Pero, ten cuidado de no forzar nuevas presentaciones si tu perro actual no está listo; debes permitirle conocer a su nuevo compañero a su propio ritmo. Los perros mayores también podrían necesitar más tiempo y atención para adaptarse a una nueva mascota en el hogar.

5.¿Cómo asegurarme de que mi perro no sienta como si estuviera siendo reemplazado por otro? Incluir a un nuevo perro en el hogar requiere de mucho tiempo y energía. Por lo que, aunque estés desbordado de emoción por tu nueva mascota, debes asegurarte de evitar ignorar a tu perro actual. Debes evitar que se sienta abandonado, o como el segundo mejor, así que asegúrate de que el recién llegado no absorba todo tu tiempo y atención.

Primero, debes enfocar tu atención en estar con tu compañero de años, lo que también podrá sentar las bases para crear un orden social saludable. Sería una buena idea involucrar a otros miembros de la familia, para que ambos perros reciban mucha atención, cariño, tiempo de juego y ejercicio.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.