Blog

trabajando-desde-casa-con-un-perro

Si este es el caso, es posible que hayas observado que tu mascota adora tenerte en casa con más frecuencia y se ha acostumbrado a algunos mimos adicionales en forma de paseos, masajes en la barriga y compañía durante el día.

Sin embargo, tu mascota, ya sea de la variedad canina, felina, con plumas o escamas, puede convertirse en una distracción que consume mucho tiempo, especialmente, cuando se trata de hacer tu trabajo. Tomar algunas medidas puede garantizar que puedas convivir y trabajar de manera productiva mientras estás en casa con tu mascota.

Seis consejos principales para trabajar desde casa con la compañía de tu mascota

1.Mantén una rutina. Si tu horario se ha visto alterado por la pandemia y por los cambios en tu trabajo y en la ubicación, es momento de regresar a la rutina. Esto ayudará tanto a tu vida laboral como a tu mascota, quien se acostumbrará a la rutina junto a ti.

Entonces reconocerá que la hora del desayuno será justo antes de comenzar a trabajar y que los paseos ocurren dos veces al día, en cualquier horario que establezcas. Trata de que las horas de comida y de actividad de tu mascota sean similares todos los días, así será menos probable que te interrumpa para una sesión de juego o para un refrigerio mientras estás en una reunión.

2.Haz que tu zona de trabajo esté libre de mascotas. Si a tu gato le gusta tomar una siesta en tu teclado o a tu perro le gusta ladrar hasta que le prestes atención, es una buena idea hacer que tu espacio de trabajo esté libre de mascotas. Establece tu oficina en casa en un área donde puedas cerrar la puerta o donde puedas colocar una puerta para mantener a tu mascota fuera cuando sea necesario. Establece momentos para trabajar. Esto hace que los descansos que tomes sean aún más agradables.

3.Haz que tu mascota se canse. Un perro cansado es un perro que se porta bien, y esto es muy cierto si tu perro tiene mucha energía. Hacer un paseo o una sesión de juego intensa antes de comenzar a trabajar puede satisfacer la necesidad de actividad de tu perro durante una buena parte del día, por lo que puedes trabajar sin interrupciones. La clave es hacer que tu perro se canse antes de comenzar tu día de trabajo.

4.Sé un poco flexible. Incluso la mejor rutina debe ser flexible para lo inesperado. Ya sea que se trate de una visita al veterinario, un accidente que necesita limpieza o un paseo para ir al baño al aire libre, debes reservar un periodo de tiempo en tu horario de trabajo para tener en cuenta algunas tareas que quizás no hayas anticipado.

Al tomar un descanso, concéntrate en compartir con tu mascota, y reserva cinco minutos para cepillarlo o masajearlo.

5.Sé proactivo durante las reuniones. La productividad es la clave para una reunión exitosa. Por eso, ofrécele a tu mascota un juguete interactivo o un hueso de larga duración justo antes de la reunión. Los juguetes de alimentos son una buena opción y funcionan tanto para perros como para gatos.

6.Presta atención a las señales de aburrimiento. Si tu mascota está aburrida, puede tener comportamientos destructivos o que tratan de llamar tu atención, los cuales pueden dificultar tener un día de trabajo productivo. Ladrar o maullar en exceso, tirar objetos, jugar con tus pertenencias y estar muy alborotado son señales de aburrimiento en las mascotas.

Puedes prevenir esto al hacer que haga ejercicio al menos dos veces al día, así como estimularlo mentalmente en forma de entrenamiento de obediencia, inscribirlo en una clase de trucos o de olfateo.

Deja un Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.